No tenemos un estilo definido
Solo nos dejamos llevar